Saltar al contenido
Kenkokan :  Tienda de Artes Marciales y Deportes de Contacto

Guia de compra : ¿Muchas dudas a la hora de elegir tu cinta de correr para casa?

En esta guía vamos a tratar de dar respuestas a las principales preguntas que todos solemos hacernos antes de elegir qué cinta de correr comprar

Comprar una cinta de correr para casa es una manera ideal de ponerse en forma sin tener que salir. Los ritmos de trabajo ajetreados y la falta de tiempo libre hacen que muchos desistan de ir al gimnasio o a clases de fitness.

Sin embargo, hace tiempo que en la industria de las máquinas deportivas han aparecido alternativas que permiten trabajar y ejercitar el cuerpo en casa, con dispositivos que te ayudan a mejorar el rendimiento y te permiten hacer seguimiento de tus progresos.

La cinta de correr eléctrica es una de esas máquinas indispensables para el creciente número de personas que prefieren ejercitarse en casa.

Utilizar una de estas máquinas para correr será ideal en cualquier estación del año, ya que podrás hacer cientos de kilómetros desde la comodidad del hogar. No tendrás que pasar frío ni calor y podrás acceder a comida y bebida cuando lo necesites. Estas máquinas pueden ser para toda la vida, amortizándose así frente a una infinita suscripción al gimnasio.

Desde luego que hay muchos motivos para creer que las cintas de este tipo son perfectas para hacer deporte. Sin embargo, muchos interesados carecen de referencias o instrucciones a la hora de elegir este tipo de máquinas. Sin duda, se trata de una compra que requiere dedicación, comparación e información.

Este tipo de compras se caracteriza por ser reflexiva y necesitar distintos puntos de vista sobre un mismo producto. En este apartado podrás descubrir las claves de comprar una cinta de correr eléctrica para casa, sabiendo elegir qué modelo es el que mejor se adapta a tu situación y tus necesidades. Hablaremos de dimensiones, costes, funcionalidad, ubicación y mucho más.

Antes de nada, ten muy en cuenta :

Para hacer una compra eficiente y rentable a lo largo de los años, es importante responder a una serie de preguntas. Estas nos darán las guías esenciales para saber qué productos pueden interesarte y cuáles no son para ti.

Responder de forma honesta es una parte imprescindible, ya que muchas personas no son realistas y acaban comprando dispositivos que no usan o no saben usar. Reflexiona en cada pregunta y sé sincero contigo mismo.

Quién la va a utilizar

Cada persona tiene unas necesidades atléticas distintas y persigue objetivos diferentes al hacer deporte.

Esta pregunta es importante, ya que aunque tengas pensado regalarle esta cinta a alguien, es importante que te pongas en su lugar y te plantees el resto de peguntas desde su punto de vista.

Hay personas que son muy consistentes con el deporte y necesitan siempre lo máximo, puesto que buscan superarse. Del mismo modo, otras personas solo realizan un uso esporádico, el suficiente para poder hacer un mínimo mantenimiento físico o sentirse satisfechos consigo mismos.

Dónde se va a usar

El lugar también es importante, ya que es posible encontrar modelos de diferentes tamaños.

Algunos incluso prescinden de diferentes elementos para poder ofrecer una superficie de correr más reducida. Otros modelos buscan aportar la mayor comodidad a los usuarios, sin escatimar en elementos que aumentan las dimensiones del dispositivo. 

Dependiendo de si se va a usar en un garaje, en una habitación personal o en el salón, te interesarán unas dimensiones u otras.

También pueden influirte el estilo y el diseño, ya que si tienes que ponerla en una zona muy visible de casa, es probable que prefieras optar por una estética más discreta.

Se trata de reflexionar y de pensar en el uso futuro que le darás a tu cinta de correr.

Cuántas horas a la semana la voy a utilizar

Esto varía según la persona, pero entre el calentamiento y el entrenamiento de cardio, lo normal es gastar unos 45-60 minutos por sesión.

Estas sesiones pueden realizarse varias veces a la semana. Dependen de la velocidad y resistencia que vaya adquiriendo la persona.

Un ritmo normal para runners establecidos está en torno a las 4 o 5 horas a la semana, contando sábados y domingos. El reparto depende de cada uno, ya que hay quien prefiere sesiones diarias pero cortas y quien se decanta por sesiones intensivas más esporádicas.

Por tanto dependiendo del tiempo que le vayas a dedicar, intensidad y tus objetivos puedes decantarte por un modelo de cinta mas sencillo u otro mas completo.

¿Cuál es el principal objetivo que persigues al comprar tu cinta de correr?

Sin duda, esto marca el resto de decisiones que tienen que ver con la máquina de correr.

El uso que vayamos a darle y la importancia que le otorgamos son clave para fijar el presupuesto que tenemos o descartar algunos productos que no entren dentro de nuestras necesidades.

No es igual un uso esporádico o complementario a otros ejercicios, que si eres un running que buscas mejorar tus objetivos y quieres utilizar la cinta para entrenar desde casa esos días donde salir al exterior a correr no es viable.

Teniendo esto en cuenta puedes decantarte por modelos más sencillos y económicos o cintas mas profesionales con muchas mas prestaciones que te van a suponer una mayor inversión económica.

cinta-para-andar-en-casa-plegable

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una cinta de correr?

Hay algunas variables que conviene tener en cuenta a la hora de comprar una cinta para correr en casa.

Resistencia: Peso máximo admitido

La resistencia hace referencia a la capacidad máxima para hacer frente a una fuerza, en este caso el peso que hacemos sobre ella.

En pleno rendimiento, este puede magnificarse, ya que la pisada fuerte de un corredor puede ser muy potente.

La mayoría de máquinas permiten un rango muy amplio de pesos. No obstante no esta de más que consulte en la ficha técnica del producto el peso máximo admitido.

Sus dimensiones: Un largo y ancho cómodos para correr

El espacio de la máquina debe adaptarse a nuestras dimensiones, especialmente si queremos correr a velocidades altas. Esto es debido a que en programas de velocidad punta las zancadas son más largas, por lo que quizás sea necesario una pista mayor.

Cuando veas las dimensiones de un producto, conviene que lo imagines a tu alrededor y observes si te sentirías cómodo y si encajaría en el lugar donde planeas colocarlo.

Programas de entrenamiento

Algunas máquinas pueden incorporar diferentes programas de entrenamiento que se adaptan a los gustos y necesidades del usuario.

Contar con mayor variedad puede ser muy útil. Sin embargo, las personas que quieran hacer un entrenamiento básico pueden ahorrar evitando este tipo de elementos y accesorios.

Potencia del motor

La potencia de motor sirve en las máquinas eléctricas para dotar de fuerza a la cinta y conseguir así una velocidad más desafiante.

Cuanta más potencia, mayor capacidad de generar un ritmo exigente y condiciones adversas. Así, podrás encontrar máquinas con potencia suficiente para ritmos normales y máquinas para entrenar velocidades máximas.

Niveles de inclinación

Entre las mejores cintas de correr encontramos máquinas con varios niveles de inclinación. Estos imitan una caminata o una carrera por la montaña, en donde los terrenos pueden llegar a ser muy escarpados.

Puedes regularlo y aumentar la dificultad progresivamente, así como realizar entrenamientos variados.

Velocidad máxima

Las máquinas de correr imitan, al fin y al cabo, los movimientos y ritmos de las personas cuando hacen footing, marcha o carreras de velocidad. Por este motivo suelen contar con velocidades graduables que van desde el paso lento utilizado para salir a andar hasta las velocidades punta de las carreras de élite.

Si quieres encontrar un reto, siempre podrás subir la velocidad. Aquellos que tengan mas experiencia, querrán disponer de una máquina que les siga el ritmo y les permita desafiarse a sí mismos. 

Sistema LCD

Las máquinas más modernas cuentan con pantallas LCD que pueden transmitir mucha información al usuario.

Estas van desde simples pantallas con parámetros y mediciones hasta pantallas normales que incluyen incluso sistemas táctiles. No hay límites en la tecnología aplicada al fitness.

Su conectividad y aplicaciones disponibles

Hoy en día es normal encontrar distintos dispositivos que permiten ofrecen al usuario una experiencia aún mejor.

Utilizando la pantalla y algunos botones, es posible que puedas medir tu rendimiento, consultar la temperatura ambiente o programar temporizadores.

Yendo aún más allá, contar con una pantalla y un sistema de conectividad por wifi te puede aportar aún mayores posibilidades.

Se abre así una ventana al entretenimiento muy interesante, especialmente en una actividad que no requiere de extremada concentración. Así, los usuarios pueden ver vídeos, series, tutoriales de fitness o echar un vistazo a sus redes sociales favoritas.

Un consejo : No te vuelvas muy loco con todos los cachivaches que te ofrece su pantalla LCD y céntrate en lo que realmente necesitas para tu entrenamiento y progresión.

Sensores de pulso

La mayoría de las cintas de correr incluyen este tipo de dispositivos, que te permite saber en todo momento el pulso que tienes.

Esto te permite obtener información importante sobre tu rendimiento y sobre los efectos que tiene el ejercicio en concreto en tu cuerpo.

Tanto las personas con necesidades especiales de salud como los deportistas de alto rendimiento dan mucha importancia a este sensor; ya que observando el ritmo del corazón puedes controlar en todo momento la intensidad y el tipo de entrenamiento que estas haciendo.

El espacio del que dispones

Como ya anticipábamos anteriormente, el espacio es esencial a la hora de colocar en casa este tipo de máquinas. Por lo general, ocupan más de un metro cuadrado y tienen forma rectangular.

Si puedes colocarla en un lugar como un garaje o una habitación exclusiva, tendrás una mayor capacidad de decisión. Si no pues quizás sea la mejor opción buscar opciones de cintas de correr plegables.

¿Es plegable?

Para algunos esto es un elemento esencial. Cuando se dispone de poco espacio, la capacidad de plegarse es una virtud, ya que después se puede guardar.

En otros casos, simplemente ahorra espacio y no resulta visualmente tan grande cuando no se está utilizando la máquina.

Amortiguación

Al igual que otras máquinas de gimnasio en las que hay una pisada, estas máquinas están preparadas para una amortiguación eficiente en general.

Las personas que desean hacer carreras intensas y alcanzar grandes velocidades deben tener en cuenta que la superficie debe ser dinámica. Por un lado debe ser recia como el suelo, pero por otro debe poder amortiguar las pisadas, para evitar dañar el pie y el tobillo.

Un sistema inapropiado de amortiguación también puede resultar en un ruido excesivo que, dependiendo de la ubicación de la máquina, puede ser un problema.

La superficie de contacto

La superficie de contacto es esencial, tanto en la parte superior como en la inferior.

Por un lado, encontramos la parte de contacto con las pisadas, que debe ser de un material no deslizante pero tampoco demasiado rígido.

Por otro lado, hablamos de una forma de ajustar la máquina al suelo, evitando que dañe superficies como losas o parquet.

Precio

Sin duda, es el factor estrella para quienes piensan primero con el bolsillo. El precio puede ser una variable subjetiva, ya que aquellas personas que piensan utilizar mucho esta máquina están rentabilizando más su uso y, por tanto, podrían permitirse subir de categoría de precio.

Quienes tienen pensado hacer un uso más moderado pueden optar por la sencillez y evitar grandes inversiones. Sin embargo, esto depende del poder adquisitivo, ya que este nos marca los límites de la inversión que vamos a hacer en una máquina deportiva.

Servicio de garantía postventa

Encontrar el producto ideal puede ser una aventura. Tendrás que tener en cuenta diferentes factores para que tu compra sea lo más eficiente posible. Sin embargo, una vez que lo hagas, debes preocuparte del servicio postventa.

Este se encarga de resolver las incidencias que puedas tener con tu nueva máquina. Si tiene algún desperfecto, necesita un arreglo o, directamente, quieres devolverla, tendrás que tratar con este departamento de atención al cliente.

Por este motivo es recomendable que confíes en marcas y fabricantes que cuenten con facilidades para el cliente. Fíjate en apartados como comentarios de otros clientes.

Mantenimiento y seguridad

Ambas cuestiones son esenciales y es muy importante remarcar su valor. El mantenimiento es clave para conseguir alargar la vida del producto.

En el manual de instrucciones suelen venir algunos consejos para mantener tu máquina de correr como nueva y hacer revisiones periódicas. Este tipo de revisiones son también importantes para detectar fallos que puedan afectar a la seguridad.

Un mal funcionamiento de la cinta o del motor pueden generar en una caída aparatosa, por lo que es mejor detectar este tipo de errores a tiempo.

¿Qué se trabaja en la cinta de correr?

Una cinta de correr permite trabajar todo el cuerpo de forma aeróbica. En ella escenificamos las distintas posibilidades de la carrera, desde la carrera de velocidad hasta la marcha, pasando por el trote o la carrera de fondo.

En estas disciplinas de velocidad y resistencia, la máquina pone a prueba todo el cuerpo y su capacidad de resistencia.

Trabajarás sobre todo las piernas, aunque también el tronco se ve reforzado, especialmente al compaginarlo con otros tipos de entrenamientos. Tu resistencia mejorará, y esto se notará en todos los ámbitos del día a día.

¿Cuánto debe medir una cinta de correr?

Realmente no hay un estándar en el que tengas que fijarte. Lo aconsejable para tener espacio entre el principio y el fin de la máquina es que haya en torno a 1,40 metros.

Esto depende especialmente de la zancada y de la altura de la persona, ya que aquellos deportistas que midan más de 1,80 pueden sentirse incómodos si la cinta es solo de un metro.

De ancho no hay tanto problema, aunque cuanta más amplitud haya, más evitamos sentirnos encogidos.

¿Qué diferencia hay entre una cinta de correr con motor o sin motor?

Las cintas con motor te permiten aportar un reto al cuerpo subiendo el ritmo. Es una manera de estimular al cuerpo y mantener la velocidad constante.

Sin embargo, las máquinas sin motor funcionan con la propia inercia de tus pasos. Esto hace que sea algo más cansado correr con ellas.

¿Cómo funciona una cinta de correr magnética?

Su funcionamiento es muy similar al de una cinta tradicional. La clave es que la máquina pone en marcha el rodillo con tu propia fuerza de pisada.

Al comenzar a correr, esta cinta te sigue el ritmo y adquiere cierta inercia. Sin embargo, si dejas de correr, la máquina se para paulatinamente hasta detenerse por completo. 

Principales diferencias entre una cinta de correr eléctrica o magnética

  • La principal es que la primera lleva un motor eléctrico y la segunda no. 
  • La cinta magnética es más exigente en los ejercicios básicos.
  • La cinta eléctrica tiene mayores posibilidades de diferenciación del trabajo y personalización de la experiencia.
  • Las cintas eléctricas consumen electricidad, por lo que requieren de estar conectadas a la red y aunque su consumo no sea excesivo si que hay que tenerlo también en cuenta desde el punto de vista de un gasto adicional.
  • La cinta eléctrica es mejor para trabajar la velocidad, mientras que en resistencia probablemente gane la cinta magnética.

¿Cuánto tiempo tengo que correr en la cinta para adelgazar?

Adelgazar depende de varios factores, entre los que se incluye el ejercicio. La idea para adelgazar es que debemos quemar más calorías de las que ingerimos, comiendo de forma equilibrada y manteniendo las horas de sueño apropiadas.

La parte del ejercicio es vital para quemar dichas calorías y acabar con la grasa. Es importante entender que la forma perfecta de pérdida de peso es acompañada de un estilo de vida saludable y de un entrenamiento variado. 

El cardio puede ayudarte mucho a la hora de dar profundidad a ese entrenamiento. Este tipo de máquinas son ideales para esta parte del entrenamiento.

Cada persona debe empezar en el punto en el que pueda, ya que algunos tienen capacidad pulmonar y muscular para hacer carreras de 10 minutos y otros de media hora.

Lo aconsejable para personas con experiencia en el running es poder hacer unos 45 minutos a un ritmo constante. Esto puede resultar algo monótono, por lo que algunos optan por subir la intensidad y acortar así el entreno.

Para las personas principiantes, 15 minutos pueden ser un buen punto de partida. Además, es importante tener en cuenta si después de esta carrera vamos a hacer ejercicio de fuerza o flexibilidad.

En este caso, las personas deportistas suelen reservar unos 20 minutos para el cardio de media. Eso sí, siempre conviene hacerlo al principio.

¿Qué potencia debe tener una cinta de correr?

La potencia se aplica principalmente en las cintas eléctricas, que incorporan un motor que mide la potencia en vatios. Lo ideal es moverse en una horquilla entre 1,5 y 3 vatios, siendo 1,5 ideal para poder trotar y correr a un ritmo bajo y 3 mejor para expertos.

La mayoría de personas se decantan por las máquinas de 2 vatios, para tener algo más de versatilidad en el ejercicio.

¿Qué velocidad debo usar en la cinta de correr?

Depende de cada persona y de sus objetivos personales. Al principio es cierto que debes hacer una sesión de calibraje, en la que pruebes con distintas velocidades y anotes cómo te has sentido. Así podrás establecer, más o menos, una horquilla entre las que te mueves con capacidad pero que, además, te supongan un reto.

Como indicábamos al principio de este apartado, todo depende de los objetivos.

Quienes buscan hacer un cardio más intensivo preferirán bajas velocidades y un ejercicio más largo. Por otro lado, los usuarios que busquen una velocidad más explosiva, harán sesiones más cortas a mayor velocidad.

¿Qué inclinación poner en la cinta de correr?

Este caso es similar al de la velocidad, ya que la inclinación determina el grado de dificultad. A mayor inclinación, más complicado será caminar o correr en un tiempo prolongado.

Si nunca has hecho deporte, lo ideal es que empieces con poca pendiente, superando desafíos poco a poco y sin saturarte. A veces, tener prisas por subir de nivel solo provoca fatiga acumulada y frustración.

Si, por el contrario, eres un deportista con cierta experiencia, lo ideal es que hagas una prueba con una inclinación que te resulte desafiante y veas cómo te sientes. A partir de ahí podrás adaptar tu rutina y ajustar tus objetivos a corto y largo plazo.

Es importante que tengas en cuenta que no todo el mundo está interesado en aumentar la dificultad del ejercicio con la inclinación, ya que otros prefieren hacerlo en velocidad o aguantando mayor tiempo.

En resumen

Encuentra la cinta de correr para casa que mejor se adapta a ti y descubre las virtudes de hacer deporte en tu hogar.

Podrás mejorar tu condición física, verte mejor y sentirte mejor. Ante ti tienes una amplia variedad de modelos en el que hallarás esa máquina para correr que necesitas en tu día a día.

Esperamos que con este artículo hayamos despejados muchas de tus dudas y te sea de utilidad para lanzarte a la compra de tu cinta de correr para casa.

Ahora que ya tienes mucha información que puede ayudarte en tu elección te dejamos el enlace a nuestra tienda online donde puedes elegir entre una gran variedad de modelos y para todos los bolsillos.

Cintas de correr eléctricas

Catalogo general

Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?